Forestación experimental con algarrobo blanco en la Reserva Natural de la Defensa La Calera



En el marco del Proyecto “El Manejo como Herramienta para la Recuperación de Cuencas” llevado a cabo en la RNMLC por El Cuenco-EA, se forestaron 2 hectáreas de algarrobo blanco (Prosopis alba). Esta tarea fue realizada con colaboración del Área de Producción Animal de la EEA INTA Manfredi y la FCA de la UNC.


 

02


 

La RNMLC, ubicada en las laderas orientales de las Sierras Chicas, ha mantenido gran parte de su estructura vegetal original. Sin embargo, en las zonas bajas correspondientes al Espinal, Distrito del Algarrobal, tan solo existen pequeñas isletas de bosque nativo por destinarse el área a cultivos extensivos. En el 2014 esta actividad es abandona por orden del Ministerio de Defensa de la Nación. A fin de revalorizar el área baja de la RNDLC, se propuso la instalación y manejo de una plantación de algarrobo (Prosopis alba) cuya instalación y manejo redundará no solo en beneficios ecológicos y ecosistémicos sino que persigue proporcionar datos técnicos del valor de una producción forestal nativa para el centro de la región argentina.

01

En enero del 2016, en el invernáculo del Área de Producción Animal de la EEA INTA Manfredi, se sembraron semillas certificadas adquiridas en el Banco de Germoplasma de la FCA-UNC. En marzo los plantines fueron reubicados para su rusticación. En mayo, luego de cortar el pastizal para poder acceder y plantear el marco de plantación, se forestaron 2 hectáreas de algarrobo con una densidad de 625 plantas por hectárea en las inmediaciones de la Estancia Yoccina. Para evitar el consumo y daño de los plantines por ganado bovino, se realizó un alambrado perimetral.

La forestación con esta especie nativa permitirá aumentar el potencial de captación de agua y reducirá la escorrentía. El efecto sobre la biodiversidad nativa será positivo y se favorecerá la restauración del bosque a largo plazo. Las tareas de mantenimiento permitirán además controlar especies vegetales exóticas invasoras que logran establecerse en este sitio con mayor facilidad que las nativas. Por otra parte, la experiencia permitirá generar los conocimientos necesarios para desarrollar esta actividad en los cinturones verdes de pueblos y ciudades de la ecorregión del Espinal.


03

Agradecemos a quienes con su trabajo hicieron posible esta actividad: Javier Bernasconi, Sebastian Arnulphi, Torcuato Tessi, Liliana Gallo, Amanda Cora, Marcos Karlin, Sergio Rosales, Ricardo Accietto, Antonella Accietto, Enrique Riedel, Damián Cora, Francisco Ontivero, Josefina Báez, Joaquín Herrero, Gabriela Llaya, Rubén Coirini.